Skip to main content

El Valor Compartido es una nueva filosofía empresarial que trasciende a la responsabilidad social y que plantea la necesidad de que las organizaciones piensen el desarrollo de su negocio siendo consecuentes con la sostenibilidad social y ambiental.

La información aquí contenida es simplemente material informativo que se pone a disposición de las pymes. Es responsabilidad exclusiva de los clientes y las pymes el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable.

¿Qué es el Valor Compartido?

El Valor Compartido es un concepto reciente, que hace referencia a la forma en la que una empresa genera beneficios para la sociedad. Gustavo Adolfo Yepes López, director de Gestión y Responsabilidad Social de la Facultad de Administración de Empresas de la Universidad Externado de Colombia, indica que la primera vez que este término salió a la opinión pública fue en 2011 en Harvard Business Review, en un artículo escrito por el profesor Michael Porter titulado: Cómo arreglar el capitalismo.

Yepes explica que el Valor Compartido propone que se trabaje de manera estratégica dentro de una organización para que, de forma anticipada, genere valor adicional no solo para la empresa, sino también para la sociedad, a través de una nueva era de innovación.

“El concepto se basó en la experiencia de Nestlé, una empresa que comenzó a cambiar su estrategia y dejó de ofrecer productos tradicionales de alimentación para brindar salud y bienestar”, señala el experto.

 

El Valor Compartido genera desarrollo sostenible

Jorge Mario Díaz, vicepresidente de articulación público-privada de la Cámara de Comercio de Bogotá, añade que el Valor Compartido es un concepto en el que se agrupan todas las prácticas, estrategias y políticas que una empresa pone en marcha para mejorar su competitividad, su rentabilidad y sus ingresos, pero al mismo tiempo para mejorar las condiciones económicas, sociales y ambientales del entorno en el que desarrolla su actividad.

“Se trata de entender que, si bien las empresas deben generar ganancias, mejorar su competitividad y sus ingresos, no debe hacerse de espaldas al desarrollo social de las comunidades donde opera la empresa”, concluye el ejecutivo.

Una nueva filosofía empresarial

El Valor Compartido es una nueva filosofía empresarial porque, según lo explica Díaz, se está invitando a que las empresas entiendan su rol en una perspectiva más integral y de largo plazo. Para el vicepresidente de la Cámara de Comercio, “no es suficiente pensar en el ingreso y la rentabilidad de corto plazo, sino que también hay que verlo a futuro”.

El valor compartido entiende que la empresa debe seguir generando su riqueza, pero que si lo hace a espaldas del desarrollo ambiental y social va a poner en riesgo su sostenibilidad a largo plazo. Por eso se habla de que es una nueva filosofía empresarial, porque reúne los conceptos de rentabilidad y sostenibilidad.

Yepes además asegura de que se trata de una nueva filosofía porque se propone un cambio de lógica, donde el empresario cambia las perspectivas de competitividad, en las que el único objetivo que tenía una organización era el de maximizar la utilidad.

¿Quiénes desarrollaron el concepto de Valor Compartido?

Michael Porter y Mark Kramer son los autores del artículo: La creación del Valor Compartido, “Cómo reinventar el capitalismo y liberar una oleada de innovación y crecimiento”, publicado en 2011 en la Harvard Business Review.

Porter es Ph.D. en Economía Empresarial y actualmente dirige el Institute for Strategy and Competitiveness de este centro educativo. Por su parte, Mark Kramer es un destacado economista y dirige el programa de estudios Cold War, ambos de la Universidad de Harvard.

Yepes indica que estos dos reputados economistas utilizan la experiencia de Nestlé para volver el Valor compartido un concepto académico y estructurado para ser utilizado.

¿Cómo implementar el Valor Compartido en 4 pasos?

.1 Paso 1

Trabajar la pedagogía al interior de la empresa

Para adoptar el concepto de valor compartido se requiere liderazgo al interior de la organización, que empieza por los máximos líderes, desde la alta gerencia debe haber una convicción para apropiarse de este concepto como una práctica que va a mejorar la rentabilidad de la empresa.

.2 Paso 2

Apropiarse del concepto

Entender de qué se trata y apropiarse del concepto desde la alta gerencia y empezar a trasmitirlo a la organización.

.3 Paso 3

Entender el negocio

Comprender completa e integralmente el negocio para saber cómo se puede mejorar la rentabilidad, pero favoreciendo la cadena de valor y las comunidades donde se realiza la actividad.

.4 Paso 2

Diálogo y cooperación

Saber que el diálogo y la cooperación son fundamentales para identificar las oportunidades para generar valor.

 

Valor Compartido vs. Responsabilidad Social Corporativa

La tensión entre el Valor Compartido y la Responsabilidad Social Corporativa es algo que se ha trabajado ampliamente, ya que algunos expertos prefieren un concepto sobre el otro. Porter, por ejemplo, planteó que la responsabilidad social es un término que ya fue superado lo que generó diferencias y hasta rivalidad entre quienes prefieren uno u otro concepto.

“Porter comenzó a hablar en 2002 acerca de que la filantropía que se estaba haciendo no era estratégica y se podía acabar fácilmente. En 2006 publica un artículo en el que afirma que la responsabilidad social debe ser estratégica y en 2011 dice que ya está superada. En ese sentido empiezan a haber discusiones importantes, por ejemplo, Antonio Vives, director de Responsabilidad Social del Banco Interamericano de Desarrollo, plantea de alguna manera cómo el valor compartido no está completo”, afirma Yepes, al tiempo que destaca que se pueden tomar varias visiones y perspectivas respecto a la responsabilidad social.

Sin embargo, Díaz aclara que no existe una tensión entre el Valor Compartido y la Responsabilidad Social sino una evolución. Él explica que el tema de la responsabilidad social corporativa o empresarial tradicionalmente recoge aquellas prácticas que genera la actividad productiva de una empresa, que en la economía se llaman externalidades, y que pueden ser positivas o negativas.

La responsabilidad social empresarial se ha dedicado a mitigar esa externabilidad negativa, para compensarla. Pero esta es una actividad que no está en el centro de la estrategia de esa empresa, sino que es algo adicional. El valor compartido, por el contrario, lo que hace es entender que es en el centro de la estrategia corporativa donde deben estar estas preocupaciones por el medio ambiente, por el desarrollo de las sociedades. “Ha sido una evolución del concepto, de ver el rol estratégico de la empresa y del empresario en el desarrollo sostenible de la sociedad”, concluye Díaz.

 

Ejemplo de Valor Compartido

Según el vicepresidente de la Cámara de Comercio, existen varias iniciativas de empresas del sector financiero que han logrado poner en práctica la inclusión de sectores desfavorecidos, dando acceso a la población al uso de los recursos del sistema financiero.

Este es un claro ejemplo de valor compartido porque el sector financiero está llegando a una población que no había sido atendida y le está generando oportunidades de acceso a un servicio fundamental.

Díaz agrega que las iniciativas de desarrollo de *Clúster, son los ejemplos más exitosos en generación de valor compartido. “Como Cámara de Comercio hemos venido incentivando que se organicen las iniciativas de Clúster porque ese trabajo colaborativo les ayuda a las empresas a identificar oportunidades de negocio, pero al mismo tiempo a que sea un negocio más incluyente y sostenible en términos sociales”, concluye.

*En el ámbito empresarial se trata de una concentración de empresas e instituciones que se encuentran localizadas en un espacio geográfico limitado y que comparten relaciones de interdependencia en torno a un negocio o cadena de valor en común.

¿Cómo se benefician las empresas al asumir el Valor Compartido?

El vicepresidente de la Cámara de Comercio afirma que el Valor Compartido invita a las empresas que asumen ese reto a repensar su forma de hacer el negocio de una manera más sostenible.

Cuando una empresa incorpora el concepto de Valor Compartido debe considerar que está haciendo un negocio y, sin olvidarse que debe seguir generando ingresos, consolidarse con esta visión más amplia que involucra lo social, ambiental y un desarrollo económico más incluyente para la sociedad, lo que obliga a la empresa a innovar.

“Innovar sus productos y la forma en la que puede mejorar toda la cadena de valor de la que hace parte, así mejorará el entorno para el desarrollo del negocio y lo hará más competitivo y rentable”, puntualiza Díaz.

El Valor Compartido contribuye al entorno, a mejorar las condiciones sociales y económicas de la población y logra vincular de manera efectiva los criterios de crecimiento, rendimiento y rentabilidad de las empresas con el desarrollo sostenible.

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

Inscribirme

Suscríbete a nuestro boletín

1. Mantente actualizado con información semanal.
2. Ten a la mano temas de interés para tu negocio.
3. Entérate de lo último en tendencias para tu empresa.

Los más populares

Colombia avanza en el objetivo de convertirse en una despensa hortofrutícola de talla mundial, de la cual hace parte el limón Tahití por su demanda a nivel internacional, soportada en una producción de 35.000 toneladas al año...

Constituir una sociedad es un paso serio que se da, cuando están claras las expectativas de crecimiento de un emprendimiento y una vez se ha validado el modelo de negocio en el mercado...

De acuerdo con el experto José Luis Valdés O’connell, especialista en Agricultura de la Universidad de la Florida, las pymes son las generadoras del futuro en el sector agro...

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos